Personería Estudiantil

La personería estudiantil es el espacio de participación que ofrece las instituciones  educativas a los educandos. El personero de los estudiantes debe constituirse en una alternativa que contribuya a orientar y transformar  la actividad pedagógica y la gestión administrativa de la institución, hacia la construcción de un centro  de creación cultural acorde con la realidad de su entorno.
El Personero estudiantil actúa como institución autónoma en beneficio de los estudiantes y del establecimiento educativo aportando y coordinando con las directivas, planes y programas que enriquezcan el conocimiento y práctica de los valores humanos y prácticas que redunden en convivencia pacífica, dentro de una clima de tolerancia y respeto al otro, empleando estrategias y medios pedagógicos como talleres, foros, debates, mesas redondas y fomentando actividades culturales , deportivas para mejor aprovechamiento del tiempo libre.

El Personero de los Estudiantes será un alumno del grado once y su suplente del grado décimo, que en lo posible haya demostrado en el plantel liderazgo, capacidad de concertación, credibilidad en la población estudiantil, cumplidor del manual de convivencia, responsable de sus deberes escolares y sea un practicante de valores éticos y morales.

CLAUDIA QUINTANA VILLARREAL LUISA FERNANDA CÉSPEDES PERALTA
Personera  Principal Personera Suplente


FUNCIONES

 

  • Promover el cumplimiento de los derechos y deberes de los estudiantes, para lo cual podrá utilizar los medios de comunicación interna del establecimiento, pedir la colaboración del Consejo de Estudiantes, organizar foros y otras formas de deliberación.
  • Recibir y evaluar las quejas y reclamos que presenten los educandos sobre lesiones a sus derechos y las que formule cualquier persona de la comunidad sobre el incumplimiento de las obligaciones de los alumnos.
  • Presentar ante el Rector las solicitudes de oficio o a petición de parte que considera necesarias para proteger los derechos de los estudiantes y facilitar el cumplimiento de sus deberes.
  • Estar en permanente defensa de los intereses de los estudiantes.
  • Promover y velar porque el estudiante actúe con libertad y respeto de conciencia.
  • Estar atento al cumplimiento del Manual de Convivencia que debe ser la norma de comportamiento general de todos los establecimientos educativos y constituye la herramienta para el buen desempeño de las funciones del Personero.
  • Velar por el cumplimiento de la Constitución, las Leyes, Decretos, Acuerdos y Órdenes superiores, tanto por las directivas como por los estudiantes.
  • Instruir debidamente a todo el estudiante que por manifestación propia , desee o deba formular alguna petición o queja.
  • Ejercer el derecho de petición, cumpliendo con los requisitos establecidos en el Art. 24 de la Constitución Política de 1991 y los art. 5, 6 y 7 del Decreto .01 de 1984 o Código Contencioso Administrativo, cuando el estudiante no pudiere hacerlo por si mismo y ello fuere necesario.
  • Interponer las acciones de Tutela en nombre de cualquier estudiante que lo solicite o se encuentre en situación de indefensión o peligro inminente que amenace la violación de Derechos Fundamentales.
  • Vigilar la conducta oficial de los profesores y directivos del Colegio, velar porque desempeñen cumplidamente sus deberes y se les exija responsabilidad por las faltas que cometan.
  • Promover ante cualquier autoridad administrativa, Rector o Profesor, lo que estime conveniente para la mejora y prosperidad del plantel educativo.
  • Invitar a los directivos educativos o autoridades locales a que tomen las medidas convenientes, para impedir la propagación de epidemias o plagas y en general los males que amenacen la población estudiantil.
  • Defender los intereses colectivos en especial el ambiente, interponiendo o interviniendo en las acciones judiciales, populares, de cumplimiento y gubernativas que sean procedentes ante las instituciones del gobierno escolar y las autoridades.
  • Vigilar la eficiencia y continuidad del servicio público educativo y presentar al organismo de planeación educativa recomendaciones para su consideración.
  • Estar atento al correcto funcionamiento y desarrollo de las diversas autoridades del gobierno escolar que operen dentro del colegio.
  • Denunciar ante las autoridades competentes hechos, que puedan ser constitución de violación a los Derechos Humanos de los estudiantes, cuando se presenten casos de maltratos físicos o mentales, bien sea por sus padres, demás familiares, por otras personas o por los profesores.